Preguntas Frecuentes

Es un producto que contiene nutrientes que sirven para complementar tu alimentación.

Es un producto útil para complementar la alimentación debido a que algunas personas no obtienen en su alimentación todos los nutrimentos que necesitan.

  • Son de fácil y rápida ingestión para complementar necesidades de fibra, proteínas, carbohidratos, grasas, ácidos grasos omegas, etc.
  • Por lo general, son productos con pocas calorías y altos en nutrientes (como proteínas, fibra, vitaminas, etc)
  • Te permite cubrir tus requerimientos nutricionales y favorecer las funciones fisiológicas normales de tu cuerpo.
  • Te permite integrar a tu alimentación aquellos nutrientes que por tu estilo de vida no ingieres de manera diaria.
  • En tiendas especializadas
  • Por catálogo a través de un distribuidor o representante independiente
  • En supermercados y tiendas de autoservicio
  • Clubes de precios
  • En farmacias
  • Y, en los portales de internet de las empresas distribuidoras/fabricantes.

Debe incluir en su etiqueta las siguientes leyendas:

  1. “Suplemento Alimenticio”, ninguna otra denominación es aceptable.
  2. “Este producto no es un medicamento” y,
  3. “El consumo de este producto es responsabilidad de quien lo recomienda y de quien lo usa”
  4. No debe incluir en su etiqueta imágenes de partes del cuerpo humano -internas y externas-
  5. El nombre del producto o marca no debe hacer referencia a partes del cuerpo humano -internas y externas- ni a ninguna enfermedad.
  6. Los suplementos alimenticios tienen un límite máximo permitido de vitaminas, minerales y algunos otros ingredientes, para mayor información consulta nuestra sección de ingredientes. (LINK a la sección de ingredientes).

Además, no debe decir en la etiqueta que cura, previene o alivia alguna enfermedad.

La etiqueta también debe incluir la información de contacto del fabricante y/o distribuidor.

  1. Son productos cuya publicidad les atribuye beneficios asombrosos, o bien propiedades similares a las de los medicamentos.
  2. Sus fabricantes y/o anunciantes no siguen el marco regulatorio existente.
  3. Se desconoce si en su elaboración se cuentan con las condiciones higiénicas suficientes para garantizar la calidad
  1. Ten cuidado con cualquier producto que te prometa prevenir o curar enfermedades, síntomas o padecimientos, eso definitivamente NO es un suplemento alimenticio.
  2. Recuerda que un suplemento alimenticio no sirve para bajar de peso por sí solo ni para sustituir una alimentación balanceada.
  3. Ningún suplemento alimenticio puede sustituir un tratamiento médico formal; hacerlo puede afectar negativamente tu salud.
  4. Lee las etiquetas y sigue la indicación o sugerencia de uso.
  5. Conserva el producto de acuerdo con lo especificado en la etiqueta y no lo dejes al alcance de los niños.

NO.

Esto es un requisito exclusivo de los medicamentos. Los suplementos alimenticios por sus características son productos de bajo riesgo y están clasificados como alimentos.

En México, los alimentos no requieren contar con un registro sanitario.

Ley General de Salud, Artículo 215 fracción V.

www.cofepris.gob.mx

NO.

Un Suplemento Alimenticio sólo se puede presentar en forma de: cápsulas, tabletas, polvos para preparar bebidas, grageas, emulsiones, geles (sólo ingeribles), líquidos concentrados o listos para beber, entre algunos otros. Recuerda que ningún suplemento alimenticio se puede inyectar, inhalar o aplicarse sobre la piel.